El Anuncio de la semana: la paradoja de la protección infantil

Mira la foto anterior. En la imagen una de las niñas sostiene un objeto que en varios estados de EE.UU lo prohíben, adivina cuál. Una de las niñas aguanta un libro de “Caperucita Roja” de Charles Perrault, la otra un arma entre sus brazos. Curiosamente la amenaza la encontramos en el libro infantil ya que la protagonista lleva una botella de vino en la cesta para su abuela. La misma situación se replica en dos gráficas más.

En una de ellas se cuestiona por qué no se puede jugar al balón prisionero y sí acceder a un arma. Esta gráfica nos remite a una noticia que saltó en el estado de New Hampshire en el que se prohibió este juego ya que fomentaba el bullying. En último lugar, una nueva instantánea nos presenta a un chaval con un huevo Kinder y a su lado una compañera con una metralleta. El huevo Kinder está prohibido en los Estados Unidos por suponer un riesgo de asfixia para los más pequeños. Esto se debe a una ley aprobada en 1938 en la que prohíben determinados productos incrustados en los alimentos. El año pasado se incautaron cerca de 25.000 huevos Kinder en la frontera con Canadá.

Tres imágenes que retratan la paradoja de hasta qué punto la sobreprotección ante determinados libros, juegos o alimentos… es una excentricidad si la contrastamos con el respeto que se tiene en ese país por el libre acceso a las armas de fuego, bajo el pretexto de la libertad y la protección.

Con estos dilemas presentados en forma de anuncios la asociación Moms Demand Action For Gun Sense In America and Canadian, reclaman que las autoridades actúen ante las últimas atrocidades acometidas en varios institutos de aquel país, la última la tragedia de Newtown. La campaña, creada por la agencia Grey, pone la guinda con un vídeo en el que una metralleta expulsa balas con el nombre de cada uno de los acontecimientos sangrientos acaecidos en el país en los últimos años. Queremos recordar un excelente reportaje de Jon Sistiaga titulado “Papi, cómprame un Kalashnikov” en el que se representa la naturalidad con la que los menores tratan este tipo de armas de fuego.

Speak Your Mind

*