Las marcas que viajan por cielo y mar

Botella Solo

Un mensaje en una botella conlleva siempre cierta dosis de misterio y curiosidad. ¿Qué naufrago habrá confiado así su suerte al destino? Algunas compañías han querido resucitar este aire romántico y han lanzado, también, sus palabras al océano.

Ya en 1954, la cervecera Guinness arrojó 50.000 de botellas selladas y numeradas al mar como acción publicitaria. Decenas de años después, continuaban apareciendo en puntos tan dispares como Tahití, Liverpool o México.

Recientemente, este espíritu ha sido recuperado por la compañía noruega de refrescos Solo. El pasado 15 de marzo, arrojó desde Tenerife –desde el mismo punto donde Cristóbal Colón inició su viaje– la mayor botella con mensaje registrada hasta el momento. En su interior, además de una maleta repleta de bebidas, se encontraba una carta de ¡12 metros cuadrados! Por el momento, la botella recorre el Atlántico y solo las corrientes oceánicas decidirán en qué playa arribará tan especial bote. La ruta está siendo muy seguida y comentada a través de Facebook, Twitter e Instagram, y en la web se pueden observar fotografías realizadas desde la superficie.

Verdens største flaskepost: Episode 1 from Solo on Vimeo.

En los últimos meses, varias compañías intentan sorprender a sus clientes con acciones de este tipo, y el recipiente pasa de ser un mero contenedor de su producto a convertirse en un emblema. Así, Plátano de Canarias ha decidido endulzar un poco la situación que atraviesa actualmente el país con una lluvia de plátanos capaz de apagar el más potente de los fuegos.

Del mismo modo, Coca Cola decidió felicitar el pasado San Valentín de una forma muy especial: exaltó el amor y la amistad llenando de globos rojos un cielo azulado. Pero, más allá de destacar el color de su marca, los ramilletes de globos transportaba una lata de refresco como regalo que, al perder altura y caer al suelo, fue motivo de juegos y complicidades entre los afortunados que lograron cazar una de estas palomas mensajeras. Porque love is the air…

Speak Your Mind

*