Hadfield, el astronauta que se hizo con el ciberespacio

Chris Hadfield es el típico padre molón con el que no te aburrirías escuchando historietas del espacio. Es canadiense y ayer su cápsula Soyuz se separaba de la Estación Espacial Internacional. No hablaríamos de él si no fuera por sus hijos. Dos jóvenes que cuando supieron que su padre se iba al espacio le pidieron que hiciera uso de las redes sociales para narrar su aventura estratosférica. Dos jóvenes de 29 y 27 años hijos de la generación Y que no pueden entender que una experiencia de tal magnitud no sea compartida por redes sociales.

Hadfield cuando llegó a la Estación Espacial empezó a subir fotos a Twitter de diferentes enclaves del planeta, comprendió que su cometido como corresponsal espacial podía generar contenido de un alto valor informativo. Imágenes del Amazonas, Sahara, Beijin, Ciudad del Cabo desde el espacio subidas a Twitter suponían alrededor de 600 retweets por foto. Los vídeos que ha ido grabando han supuesto un revulsivo en el canal de la Agencia Espacial Canadiense y en el suyo propio. El astronauta ha conseguido retransmitir el costumbrismo espacial de un astronauta a través de internet. Uno de los ejemplos más divertidos ha sido cómo nos ha enseñado a cocinar sin gravedad.

O la manera en la que un astronauta se puede cortar el pelo en plena órbita terrestre.

Lo que de verdad le ha supuesto un despegue directo a la fama del ciberespacio ha sido el último video publicado en su portal. Un particular homenaje a la canción de David BowieSpace Oddity” que en 24h lleva más de medio millón de reproducciones. Ni el mejor videoclip con la estética más visual podría compararse con este vídeo que grabado en diferentes rincones de la Estación Espacial Internacional ofrece unas vistas inigualables con una banda sonora muy acorde.

Todo esto demuestra cómo la brecha generacional entre padres e hijos es cada vez menor. Y como una persona adulta empujada por sus hijos reconoce las redes sociales como una herramienta a la que sacarle el mayor partido posible para el bien común. Terminamos con uno de los momentos más emotivos del viaje espacial de Hadfield, cuando desde el espacio compartió escenario con una chavales cantando al unísono una canción.

Comments

  1. Hola,

    Me ha gustado mucho el post, ¡seguiré el blog a partir de ahora!

    Muchas gracias :)

Speak Your Mind

*