El Miguel Ángel de los caramelos

El boom de los virales estalló hace dos años. Hacer que el público difunda por sí solo las campañas no es tarea fácil, tienen que cautivar, ser originales y divertidas, pero cada vez el listón está más alto.

Un hombre mayor, sentado tranquilamente con un puñado de Chupa Chups, un chico a su lado, incrédulo de lo que sucede, ve como el hombre empieza a realizar extraños movimientos con la boca y el Chupa Chups. Anonadado se queda el joven cuando saca de la boca el caramelo tallado con su cara. Este Miguel Ángel de los caramelos se convirtió en viral de Chupa Chups que ardía en redes sociales.

Otro ejemplo son los Roller Babies de la marca de aguas Evian. La creación de un gracioso vídeo donde se veía a bebés bailando una coreografía en patines les hizo colocarse dentro de los vídeos más vistos. Con esto querían llamar la atención de las madres y asegurarles que es imposible que un bebé realice el baile, pero que con su agua se llenarían de vitalidad natural para empezar a dar sus primeros pasos.

Las campañas virales son muy efectivas, generan mucha difusión y comentarios sobre la marca, eso sí, no existe receta alguna para la creación de entretenidos vídeos.

Speak Your Mind

*