Sim City rediseña el concepto de los videojuegos de simulación.

El estreno de la nueva edición de SimCity que tuvo lugar el pasado 5 de marzo en San Francisco durante el evento Developers Conference, ha creado gran expectación en los seguidores de la saga, causando cierta decepción ya que el estreno del esperado videojuego está rodeado de polémica. Un fallo en el funcionamiento de los servidores impide que los usuarios puedan jugarlo, ya que requiere una conexión continua a los servidores pese a que no es completamente online.

Un gran número de jugadores ha cogido desprevenidos a los informáticos de EA, pero no han tardado en reaccionar. La multinacional ha ido ampliando la capacidad de los servidores en poco tiempo y aquellos que ya poseen el juego han podido ver la mejoría de los servicios.

Los errores se han ido solventando y el tiempo de espera ha ido disminuyendo. Aún así, sigue habiendo colas en algunos momentos del día.
El modo libre, opción que ahora ha sido eliminada, tampoco funcionaba correctamente. Maxis y EA están también trabajando para poder ponerla al servicio de los usuarios una vez que se vayan resolviendo los demás problemas. A consecuencia de todos estos cambios las clasificaciones y las puntuaciones de los jugadores han dejado de estar disponibles. Tampoco es posible ver las estadísticas dentro del mundo del videojuego.

La empresa ha comunicado que hará compensaciones para los que hayan sufrido los retrasos y las colas durante el lanzamiento del videojuego. Algunos medios han decidido aplazar las publicaciones de los análisis y las críticas del juego a la espera de que se solucione. Se están realizando las mejoras que mantendrán el ritmo y pronto se podrá apreciar el videojuego en su totalidad.

Pese a las dificultades ningún jugador pone en entredicho la capacidad educativa del videojuego, ya que las anteriores ediciones han servido para inculcar conciencia ecológica en cuanto sostenibilidad y gestión de los recursos. Esta forma de educar jugando es común en el norte de Europa, donde a través de juegos como Minecraft se insta a los más pequeños a cuidar del medio ambiente

Compartimos con vosotros una simulación del juego bastante relevante:

Speak Your Mind

*